Mobiliario urbano.

La señalética es de madera y acero pintado. Una vez instalada, se giran las flechas hasta la posición deseada.

Se diseñaron cuatro kioskos de venta de comida, inspirados en el vagón de un ferrocarril, diseño coherente con el concepto del Parque de la Ferroviaria, antigua estación de tren.